Noticias

    My Twitter Updates

    Couldn't resolve host 'api.twitter.com'

    Entre los hechos que vienen provocando la indignación del movimiento social y sindical es la cadena de amenazas y atentados contra sus líderes, unas anónimas, otras suscritas por las llamadas “águilas negras”; Varias instancias, periodistas y personalidades del país se preguntan porque hay cientos de estos panfletos y las autoridades no se refieren a ellos, nunca hay un capturado de las “águilas negras” y tampoco se sabe de investigaciones de las entidades especializadas sobre el particular; otros dicen que las “águilas negras” son la misma policía, que en el día se visten de verde y en la noche de negro.

    HECHOS

    1.- El compañero RAFAEL RINCON, presidente de la Unión Sindical Obrera, USO Subdirectiva Meta, cuando se encontraba en el barrio Bella Suiza (Acacias – Meta), ha recibido en su celular varios mensajes amenazantes del número 3204872707; el primer texto le llegó el 22 de noviembre donde dice: “Viejo hp guerrillero usted es un sapo con todos los que anda todo lo que huela a sindicalistas los vamos a pelar fuera de acacias guerillo hp”.

    El día 23 de noviembre recibió un nuevo mensaje que dice: “Guerrillero muerte deje trabajar sapo hp”.  El ultimo fue el pasado 26 de noviembre. La denuncia del caso ya se hizo en la fiscalía 15 unidad especializada, en Villavicencio.

    2.- El día jueves 21 de noviembre, el compañero JHON FREDDY RESTREPO, Secretario de comunicaciones de la subdirectiva USO Meta recibió amenaza de muerte en mensaje de texto, a través de la cual, advertía que de seguir impulsando acciones judiciales por el disparo que recibió su hijo de parte de un militar activo, iba a ser asesinado.

    “perro hijueputa guerrillero deje ese problema asi agradesca que no se murio el malparido bago ese deje asi si no quiere ser ud el siguiente muerto”

    Esta amenaza está precedida de los confusos hechos de agresión ocurridos el pasado 31 de octubre contra el joven Ramón Antonio Restrepo Vélez, hijo del dirigente sindical, quien fue agredido por disparo del Sargento Mayor de la Infantería del Ejército Ronald Quinto Caro, quien trabaja en la base militar de Apiay en el Departamento del Meta, y actualmente es un funcionario público ACTIVO.

    Como se observa, la amenaza de muerte tiene que ver con el hecho de realizar las denuncias por la agresión, ya que cuando se dio la agresión, el militar le grito al joven Ramón “LO VOY A MATAR GUERRILLERO HIJUEPUTA IGUAL QUE A SU PAPÁ”.

    3.- El pasado 31 de agosto del 2019 fue enviando el mismo mensaje de texto a seis (6) integrantes de la junta de la Subdirectiva USO Puerto Gaitán, a través del cual se advertía la eliminación física a quienes califica como parte de la guerrilla por pertenecer al sindicato.

    El mensaje de texto fue enviado a los compañeros Jhonatan Urbano Presidente de la Subdirectiva USO Puerto Gaitán; David Andrés Ramírez Riaño Tesorero; Yeison Arley Blanco Ruiz, Secretario DDHH; Víctor Manuel Leal Escobar, Vicepresidente; Norlay Acevedo Gaviria Secretario de Actas y Efraín Eduardo Daw Solano, Secretario General de la subdirectiva Puerto Gaitán. El mensaje no solo era coincidente en su totalidad para todos los amenazados, sino que llegó del mismo abonado telefónico número 3203580803.

    4.- El pasado 16 de noviembre del 2019 se realizó en la ciudad de Villavicencio reunión de “seguimiento y debida diligencia” entre integrantes de la USO, autoridades policiales, militares, organismos de control e investigación del departamento del Meta. Reunión gestionada por el corporativo de seguridad de la Empresa Ecopetrol.

    En dicha reunión nos informaron cuál era la situación de seguridad del departamento del Meta, que tipo de grupos armados se mueven en la región y que medidas toman las autoridades para mantener la seguridad de las organizaciones sindicales. La USO observa que hay un patrón de persecución, planeado, sistemático, que busca afectar el derecho de asociación y el ejercicio sindical en el Departamento.

    SOLICITUDES

    La USO lleva varios años denunciando estos hechos de amenazas y agresiones ante las autoridades, lamentablemente la Fiscalía no muestra resultados de uno solo, este régimen de terror extrañamente sigue en la impunidad, el sistema de justicia solo funciona cuando los trabajadores reclaman sus derechos y hacen sus protestas, por lo cual las empresas presionan para que se les judicialice.

    Invitamos a la Procuraduría, las Altas Cortes, la ONU, la CIHD, a la OIT a intermediar por este reclamo de justicia, que es un derecho fundamental de los ciudadanos y sus organizaciones. Los archivos de la fiscalía deben ser revisados y rescatados para que se inicien las investigaciones.

    COMISIÓN NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS Y PAZ - USO

    Pin It