Tras su fallecimiento en un accidente de tránsito en la vía del municipio de Gutiérrez a Guayabetal, la lideresa social y defensora de Derechos Humanos del Meta, Katherine Mogollón, ha recibido una exaltación póstuma en nota de estilo en una resolución del Concejo de Villavicencio por proposición de Felipe Harman.

“Reconocimiento póstumo a la mujer llanera, pedagoga, artista, y lideresa social, Liz Katherine Mogollón Duque, quien se reconoció en la defensa de los derechos humanos, colectivos, sobre todo de las mujeres, desde donde adelantó varias acciones de promoción y reclamación de derechos en favor de las minorías, y cuestionamientos a discursos hegemónicos patriarcales. Además, reconoce su insistente y comprometida actividad artística y cultural, dentro de la cual se desempeñó como gestora cultural, cine clubista, modelo artística, relatora, actriz, bailarina, entre otras”. Se menciona en los considerandos de la nota.

“En su ejercicio de lideresa social, participó activamente en la Asociación de Mujeres por la Paz, y la Defensa de los Derechos de la Mujer Colombiana (ASODEMUC), la Corporación REINICIAR, el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE-Capitulo Meta), en el plano cultural, autogestionó el cineclub “El Cine de La BRUJA”, y fue miembro de la corporación de danza Los Taguaros, entre otros más”. Referencia la resolución de reconocimiento póstumo. 

 

La USO Meta, también se ha unido a las condolencias y voz de solidaridad con sus familiares y amigos, porque Katherine se identificó como una luchadora social que lideró y acompañó procesos de activismo, capacitación y organización para la inclusión social, el crecimiento del arte y las actividades culturales, el movimiento estudiantil (En la Unillanos, donde ocupó un puesto de representante de los estudiantes), los derechos humanos, la paz y la equidad de género en diferentes asociaciones y espacios donde participó.

Invitamos a seguir recordándola, mantener viva su memoria, continuar sus ejecutorias en pro del interés colectivo y la paz con justicia social, en un país tan tremendamente desigual y con tantas violaciones a Derechos Humanos y asesinatos a líderes, como lo es Colombia.

Por nuestros muertos, ni un minuto de silencio, Toda una Vida de Lucha.

 

 

 

 

Trabajadores petroleros de la Unión Sindical Obrera,  USO en el Meta, consiguen acuerdo tras parálisis  en operaciones en Confipetrol, la empresa contratista más importante de Ecopetrol en los Llanos.
Después que durante todo este martes se vieran paralizadas las operaciones de mantenimiento de la infraestructura petrolera de Ecopetrol en los municipios de Acacias, Guamal y Castilla la Nueva (Meta), en protesta por los incumplimientos convencionales del contratista Confipetrol, los trabajadores con su reclamación encontraron soluciones a sus requerimientos.
 
De esta manera la USO en un acta de acuerdo consigue una compensación económica y el pago tipo convencional a los conductores de vehículo liviano (Pull's), así mismo para los trabajadores reubicados o que se encuentran con tratamientos médicos (estabilidad laboral  reforzada), a quiénes se les habían desmejorando sus condiciones laborales.
 
Igualmente logra un reconocimiento en pago por estar en turno y disponibilidad, para los trabajadores de Confipetrol en Campo Rubiales en el municipio de Puerto Gaitán.
 
De la misma manera, un acuerdo frente a los incumplimientos al artículo 21 de la le Ley 50 (horas lúdicas), al beneficio del derecho de Almuerzo Convencional y frente a las dotaciones que se entregan a los empleados.
 
Recordemos que en este proceso ya se había conseguido otro acuerdo para la mejora en los ingresos a los trabajadores de la nómina profesional, y el compromiso del aumento convencional a 
personal pendiente.
 
"Esta es una muestra más que con la unidad, la movilización y la lucha sindical se logran conseguir más derechos", concluyó el Dirigente Sindical de la USO del municipio de Castilla La Nueva, Orlando Mora.
 

Luego de varias jornadas de protesta y de reuniones con la administración de Ecopetrol, la dirigencia de la Unión Sindical Obrera, USO en el departamento del Meta consigue una mejora sustancial en salarios con el cambio contractual del régimen legal al Convencional y pago de retroactivo a los trabajadores de la empresa contratista Tecnicontrol en las áreas de los municipios de Acacias, Guamal y Castilla La Nueva.

Este acuerdo que consigue el sindicato beneficia enormemente a los empleados con pagos de totales acumulados de retroactivo que superan los 20 millones de pesos en algunos casos, gestión en mejora salarial que no solo es para los del área operativa sino también se hace afectivo y extensivo para los trabajadores No operativos y personal considerado administrativo, como los Profesionales en Saludo Ocupacional (HSE), Supervisores y demás técnicos y tecnólogos de esa área.  

Para la USO es otro gran logro para nuestros trabajadores, porque era muy injusto que estuvieran ganando menos del salario correspondiente, según lo establecido en la Convención Colectiva de Ecopetrol, en la empresa Tecnicontrol que hace actividades relacionadas a la producción al dedicarse al monitoreo inspección de tubería y de tanques, de las instalaciones petroleras, pero pretendiendo hacerlas pasar por un régimen inferior de pago, como lo es el simple legal.

Igualmente, frente a la irregularidad contractual que detectó e hizo solucionar el sindicato, con tres profesionales en Salud Ocupacional (HSE) que los tenían haciendo funciones de rescatistas y les estaban pagando por debajo de sueldo correspondiente. 

Unión Sindical Obrera (USO), 96 Años Construyendo Derechos y Soberanía Nacional en Colombia.

La Junta Directiva de la Subdirectiva Meta de la Unión Sindical Obrera, USO Meta, ha definido como nuevo presidente al dirigente Rafael Rincón, en reemplazo de Hernán Mora, que dimitió de su cargo por motivos personales y familiares. 

Rafael Antonio Rincón Gómez, quien asume la presidencia de la USO Meta venía ocupando el cargo directivo de secretario organizativo, es una persona siempre dispuesta a servir que se ha identificado con las luchas sociales y de las comunidades, trabajador hace más 15 años de la industria como oficial técnico en construcción y ha sido presidente de Junta de Acción Comunal.

Rincón que vive en el municipio petrolero de Acacias (Meta), inició su trayectoria como integrante de la comunidad a finales del año 2.000, apoyando las luchas de reversión de los campos petroleros de Acacias y Castilla de la multinacional Chevron para que la asumiera la estatal Ecopetrol, como sucede en la actualidad, siendo de los principales campos de producción del país.

Es activista de la USO desde el año 2007 y en el 2008 fue protagonista junto con otros compañeros de las movilizaciones con el sindicato para que los derechos convencionales también aplicaran a los trabajadores contratistas de la región, que fue un gran movimiento de más mil empleados que lograron múltiples derechos y los aumentos tan atractivos de sueldos en las petroleras en el Meta.

Así mismo fue trabajador en Campo Rubiales en época del inicio de las luchas obreras del 2010 y 2011 en la multinacional Pacific Rubiales (ahora llamada Frontera Energy), en los tiempos de la bonanza de hidrocarburos con el precio de barril día, a más de 100 dólares. Campo Petrolero que ahora es explotado por la empresa de los colombianos Ecopetrol desde el 2016, tras toda una presión y movilización social y política, de varios sectores junto al sindicato.

En la negociación para la Convención Colectiva USO-Ecopetrol del 2014-2018, ocupó liderazgo especial para el éxito de la numerosa e histórica movilización en el circuito de los municipios petroleros de Castilla, Guamal y Acacias, en las jornadas de protesta y la marcha el mes de agosto del 2014 con la presencia de más de 5 mil trabajadores de la industria.

“Seguiremos luchando con verdadera responsabilidad y vocación, porque esto es de sentir, servir y luchar de corazón. Respondiendo con esta oportunidad que me da la gente de representarlos. Vamos a sostener lo que hemos ganado en derechos y seguir construyendo derechos a través de la lucha sindical de la USO, por ello venimos buscando y proponiendo que sea través del dialogo, para que la riqueza petrolera la sientan verdaderamente nuestros trabajadores y las comunidades que anhelan un cambio de vida, porque les debe quedar algo de ese petróleo que se extrae”. Concluyó el presidente de la USO Meta, Rafael Rincón.

Unión Sindical Obrera (USO), 96 Años Construyendo Derechos y Soberanía Nacional en Colombia.

El sistema judicial es en esencia un aparataje gigantesco, inalcanzable e injusto. Una citación en ese sistema causa escozor “temor a perder” y más si ha dicha citación, como en el caso que contaré, es convocando a un hombre (exmilitar) que agredió a una mujer (sindicalista) quien tuvo el atrevimiento de desafiar su autoridad cuando se sentía dueño y señor de la Refinería de Barrancabermeja.

Habíamos concurrido al espacio judicial en ocasión anterior, apenas transcurrida una hora de declararse fallida la diligencia por inasistencia del agresor, la víctima recibió una llamada a su teléfono personal en donde le decían “sapa hp deje de joder en la Fiscalía o la próxima vez se muere”, palabras que además de burdas, destruyen la estabilidad emocional de ésta mujer a quien un esquema de seguridad asignado por Ecopetrol nunca le ha servido para pensar que realmente puede sentirse a salvo.

Ésta nueva citación nos ponía nerviosas, intentamos conseguir compañía y todos en sus ocupaciones dijeron que no podían acompañarnos, por lo que nos conformamos con el respaldo de dos escoltas y un par de policías.

La magia empezó cuando llegamos al Palacio de Justicia, mujeres de todas las edades, colores y sonrisas nos esperaban en la entrada, todas diciendo al unísono “Aquí estamos contigo y aquí te esperamos afuera”, sus sonrisas se oían en todos los pisos del Palacio. Mientras estábamos en el despacho escuchando al victimario intentando parecer víctima, resonaban las risas de ellas y las órdenes de silencio de los dueños de los despachos que les decían “ ¡el Palacio es un lugar serio... dejen la guachafita!”, al tiempo que sus risas seguían sonando.

Fue básicamente maravilloso, en medio de la formalidad de la injusticia del sistema, el sonido de sus sonrisas derrumbó esquemas, les recordaron a todos los pasantes que la felicidad podía irrumpir en cualquier lugar, y que además era una felicidad protectiva, que debía sonar por encima de las amenazas y de los violentos.

La diligencia terminó con un parte de normalidad, el sujeto victimario dejó constancia de estar muy afectado por la denuncia que le pusieron, por lo que debía ser indemnizado, ¡faltaba más! Nosotras por el contrario salimos serenas, con la tranquilidad que da sentir que hicimos lo correcto. Nos dirigimos a la puerta del despacho y ahí estaba ese arcoíris de colores que sonreía y nos recordaba que nada de lo que había pasado o podía pasar era más fuerte que ellas, nosotras y todas las otras mujeres que seguimos luchando por reinventar espacios, reconstruir derechos y reivindicar sonrisas.

Las mujeres estamos por encima de la muerte, sabemos que ahora somos más atacadas porque los violentos entendieron que tenemos poder y eso es imperdonable en una guerra de “Hombres”, por eso somos y seguiremos siendo incondicionales en la adversidad. Hoy sabemos que independiente del resultado del proceso hay mujeres que nos creen y que por nuestras palabras estarán ahí siempre, al lado de una victoria que no podrán diezmar los poderes de NUESTRAS SONRISAS.

Nota: Sororidad define la solidaridad entre mujeres. Término que pareciera innecesario cuando existe la palabra solidaridad, pero que nosotras, que sabemos cuan diferente es el vínculo lo consideramos imprescindible.

Escrito por: LIRIA MANRIQUE, Defensora de Derechos Humanos (DD.HH).