RESOLUCIÓN DE PROHIBICIÓN DEL FRACKING. La Asamblea Nacional de Delegados de la UNIÓN SINDICAL OBRERA DE LA INDUSTRIA DEL PETRÓLEO como máxima autoridad del sindicato, reunida en la XIX Asamblea Ordinaria en la Ciudad de Bucaramanga y,

CONSIDERANDO:

Que en un contexto de crisis socio ecológica de alcance civilizatorio es un grave error seguir considerando la naturaleza como algo exterior, pasible de ser dominada y explotada, es decir, entendida esta como canasta de recursos infinitos o como “capital natural”.

Que es una realidad innegable que la sociedad planetaria ha iniciado un debate estructural alrededor de las transformaciones socioecológicas y la democracia energética, lo cual nos obliga a tomar una posición política e institucional que trascienda la ética del trabajo y proyecte la transición energética.

Que reconocemos y nos acogemos al enfoque ecocéntrico donde la tierra no pertenece al hombre y, por el contrario, asumimos que el hombre pertenece a la tierra, como cualquier otra especie, lo cual nos obliga al cuidado de la casa común.

Que el gobierno Colombiano ha manifestado su intención de profundizar la matriz fósil, con la búsqueda de reservas adicionales de petróleo y gas en las rocas madres o formadoras a través de la implementación de la técnica experimental del fracking en yacimientos no convencionales de hidrocarburos, agotando los escasos recursos económicos en ello, colocando en riesgo las fuentes de agua, los suelos, el aire, el territorio, los ecosistemas y el territorio.

Que el mundo ha dado inicio a importantes dinámicas de transformaciones energéticas hacia las denominadas energías renovables, alternativas y limpias; siendo Colombia considerada la Arabia saudita de las energías renovables, pero con el grave riesgo de concentración y centralización de las mismas en manos del capitalismo neoliberal extractivo.

Que la Unión Sindical Obrera de la industria del petróleo USO, como uno de los actores que hace parte de las coaliciones formadoras de la política petrolera en Colombia en la Coalición obrero-popular, viene discutiendo desde años atrás los retos y desafíos del siglo XXI en materia de cambio climático, calentamiento global, soberanía energética, desarrollo económico y social; y transición energética con enfoque social y comunitario.

Que la Junta Directiva Nacional después de debatir ampliamente el tema del fracking durante mucho tiempo mantuvo la posición de moratoria y aprobó que la postura definitiva la debía asumir la Asamblea Nacional de Delegados como máxima autoridad del Sindicato, en aplicación de la democracia representativa, de la mayor participación de las regiones y Subdirectivas.

RESUELVE

PRIMERO: Aprobar la Prohibición del Fracking en Colombia, y por tanto rechazar toda iniciativa que conduzca a su impulso o materialización en nuestro País.

SEGUNDO: Exigir del Estado Colombiano y gobierno de turno, suspender toda iniciativa de realización de Fracking, dando impulso al Proyecto de Ley para la Prohibición del Fracking y promoviendo una Ley para la Transición Energética social y comunitaria.

TERCERO: Exigir a la Empresa Colombiana de Petróleos, Ecopetrol S.A. Asumir un papel de liderazgo, donde toda su estructura y política refleje la necesidad de una transición energética.

CUARTO: Ordenar a todas nuestras bases y a las estructuras sindicales y/o quienes las representan apartarse de espacios o procesos donde se promueva la idea o iniciativas de realización de Fracking.

QUINTO: Ordenar a toda nuestra base y dirección sindical, vincularse activamente con los procesos de defensa del territorio y de rechazo a la implementación del Fracking, dando especial énfasis a la realización e impulso de consultas populares y acuerdos municipales.

SEXTO: Orientar a la Junta Directiva Nacional y las Subdirectivas de la USO, vincularse a la Mesa social Mineroenergética y ambiental por la paz y designar representantes permanentes para vincularse a las dinámicas organizativas y de movilización alrededor de coaliciones políticas, sociales, ambientales y populares donde se esté trabajando por la prohibición del Fracking y la promoción de las transformaciones socioecológicas, la democracia energética y la transición energética.

SEPTIMO: Orientar a la Junta Directiva Nacional de la USO y Subdirectivas implementar mecanismos de interlocución con la academia y los entes administrativos, para el desarrollo de iniciativas de posicionamiento de la necesidad de prohibición del Fracking y el impulso de la transición energética.

OCTAVO: Ordenar a la Junta Directiva Nacional de la USO y Subdirectivas, implementar mecanismos de interacción y participación con las bases y comunidades, para el desarrollo de campañas pedagógicas con cronograma y hoja de ruta, donde se afirme la necesidad de prohibición del Fracking y el impulso de la transición energética.

Comuníquese y cúmplase,

Unión Sindical Obrera de la industria del petróleo en Colombia.

 

Se cumple un nuevo aniversario de la Declaración Universal de los Derechos humanos, en momentos cruciales para América Latina y en particular, Colombia.

Los levantamientos populares de los últimos meses en Ecuador, Chile, Perú, Haití, Argentina, Brasil Honduras y hasta Francia, adquieren un carácter insurreccional por sus dimensiones y la amplitud de sus reclamos. Los detonantes tienen características propias, pero podemos identificar raíces comunes, en las que se mezclan las políticas de austeridad impuestas por el FMI, una odiosa desigualdad, el dominio del capital financiero, la creciente violencia institucional y la concentración y abuso del poder en grupos reducidos de familias.

Esta situación ya había sido prevista en el preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos suscrita en Paris el 10 de diciembre de 1948, que en uno de sus apartes advierte: “Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”

En ese entonces Colombia asistió, suscribió la Declaración Universal y se comprometió a integrar su contenido a la Constitución, pero ocurre que el régimen acababa de asesinar al líder liberal Jorge Eliecer Gaitán y la violencia política era el signo dominante del momento. 43 años después, muy tardíamente, el bloque de derechos contemplados en la Declaración Universal, fue incorporado a la Constitución de 1991 pero entonces la fusión del Estado Colombiano con las mafias de la droga dejó una oleada de asesinatos, masacres y desplazamiento forzado en el país, dejándola casi en condición de inutilidad.

Este Estado que suscribió la declaración universal de los derechos humanos, encabeza hoy una nueva oleada de asesinatos a sus propios líderes sociales, que en los últimos tres años ha tomado más de 700 vidas , muertes totalmente impunes, ante un sistema judicial impávido; Este Estado lanza sin contemplaciones la fuerza pública contra la protesta social que expone su protesta contra el desgobierno y la arbitrariedad en Colombia.

Precisamente la Comisión de Derechos Humanos y Paz de la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo –USO- surgió como consecuencia de la oleada de desplazamientos, detenciones, torturas y asesinatos que vinieron sufriendo los trabajadores petroleros

principalmente desde 1988. En 1991 se crea la Comisión de Derechos Humanos y Paz y, desde entonces, ha debido enfrentar las vulneraciones a los derechos humanos durante los sucesivos gobiernos y administraciones de Ecopetrol.

Colombia vive hoy una gigantesca convulsión política y social. El gobierno se encuentra de espalda al país. La UNION SINDICAL OBRERA -USO-, al mismo tiempo que saludamos este nuevo aniversario de las Declaración Universal de los Derechos Humanos, reafirmamos nuestra exigencia al gobierno para que se realice la implementación cabal de los acuerdos de paz entre el gobierno y las FARC y se retomen sin dilaciones las conversaciones entre el gobierno y el ELN.

En la USO construimos el informe sobre violencia antisindical para la Comisión de la Verdad, exigimos la verdad, justicia y reparación integral para las víctimas de la violencia; el desmantelamiento del fenómeno paramilitar que fue una creación del Estado para el despojo de tierras y la entrada de la inversión de capitales multinacionales que expropian nuestros bienes naturales y producen devastación de aguas y bosques. Ratificamos nuestro pronunciamiento del año anterior; “La paz se lograra cuando el Estado realice el conjunto de los derechos de la población para lograr su dignidad”.

Diciembre 10 de 2019

UNION SINDICAL OBRERA DE LA INDUSTRIA DEL PETROLEO -USO-

Comisión Nacional de Derechos Humanos y Paz

Este miércoles 4 diciembre cuando se completan 14 días históricos del Paro nacional en Villavicencio, todos los sectores sociales y ciudadanos del departamento del Meta inconformes con el actual gobierno uribista saldrán de nuevo a manifestarse como lo hicieron el pasado jueves 21 de Noviembre rechazando el “Paquetazo de Iván Duque y por la vida y por la paz ”, ante varias iniciativas e intenciones de implementar reformas en lo laboral, pensional, tributario, social y económico que afectarían los intereses de las comunidades.

Tras varios días de cacerolazos, marchas, bailatones y concentraciones en su mayoría en la Plazoleta Los Libertadores del centro de la capital metense la población se dará cita para movilizarse en tres puntos en Villavicencio, desde las 8:00 am en el sector del Sena de la avenida 40, profesores, trabajadores y comunidades. En el Ocoa en la vía a Puerto López, estudiantes y ciudadanos. Igualmente los trabajadores integrantes de la Unión Sindical Obrera de la industria del petróleo USO Meta, junto con las comunidades de la Asociación ARCA, se movilizarán en el Alto de Pompeya en el casco rural de Villavicencio para ir hasta la gerencia de Apiay de Ecopetrol.

Entre tanto en los municipios de Acacias, Guamal y Castilla La Nueva (Meta), la USO efectuará su jornada de protesta en las estaciones petroleras de Ecopetrol, Acacias, Chichimene, Castilla 1, Castilla 2 y Castilla 3.

Mientras que los trabajadores petroleros de la USO también harán jornada de manifestación en el campo petrolero de Campo Rubiales en el municipio de Puerto Gaitán.

En Granada se reunirán también desde las 8:00 am en el parque La Paz, los ciudadanos de la región del Ariari del Meta.

La población sigue expresado su rechazo contra la reforma laboral que pretende establecer contratos por horas que eliminarían los pagos de horas extras, nocturnas, dominicales, que a los jóvenes se les pague menos del salario mínimo. Una reforma pensional que va dirigida a eliminar la pensión como derecho, acabar único fondo público COLPENSIONES, quitar la pensión de sobreviviente (continúe con el cónyuge o familia). Contra la reforma tributaria (Ley de financiamiento) que busca rebajarle impuestos a las grandes multinacionales y empresas, mientras aumenta los impuestos a la clase media y trabajadores. Igualmente ante las propuestas e intenciones del gobierno en vender activos estratégicos como Ecopetrol y su filial de transporte CENIT, la empresa ISA y electrificadoras regionales como la EMSA. Entre otros grandes temas trascendentales para el país.

Entre los hechos que vienen provocando la indignación del movimiento social y sindical es la cadena de amenazas y atentados contra sus líderes, unas anónimas, otras suscritas por las llamadas “águilas negras”; Varias instancias, periodistas y personalidades del país se preguntan porque hay cientos de estos panfletos y las autoridades no se refieren a ellos, nunca hay un capturado de las “águilas negras” y tampoco se sabe de investigaciones de las entidades especializadas sobre el particular; otros dicen que las “águilas negras” son la misma policía, que en el día se visten de verde y en la noche de negro.

HECHOS

1.- El compañero RAFAEL RINCON, presidente de la Unión Sindical Obrera, USO Subdirectiva Meta, cuando se encontraba en el barrio Bella Suiza (Acacias – Meta), ha recibido en su celular varios mensajes amenazantes del número 3204872707; el primer texto le llegó el 22 de noviembre donde dice: “Viejo hp guerrillero usted es un sapo con todos los que anda todo lo que huela a sindicalistas los vamos a pelar fuera de acacias guerillo hp”.

El día 23 de noviembre recibió un nuevo mensaje que dice: “Guerrillero muerte deje trabajar sapo hp”.  El ultimo fue el pasado 26 de noviembre. La denuncia del caso ya se hizo en la fiscalía 15 unidad especializada, en Villavicencio.

2.- El día jueves 21 de noviembre, el compañero JHON FREDDY RESTREPO, Secretario de comunicaciones de la subdirectiva USO Meta recibió amenaza de muerte en mensaje de texto, a través de la cual, advertía que de seguir impulsando acciones judiciales por el disparo que recibió su hijo de parte de un militar activo, iba a ser asesinado.

“perro hijueputa guerrillero deje ese problema asi agradesca que no se murio el malparido bago ese deje asi si no quiere ser ud el siguiente muerto”

Esta amenaza está precedida de los confusos hechos de agresión ocurridos el pasado 31 de octubre contra el joven Ramón Antonio Restrepo Vélez, hijo del dirigente sindical, quien fue agredido por disparo del Sargento Mayor de la Infantería del Ejército Ronald Quinto Caro, quien trabaja en la base militar de Apiay en el Departamento del Meta, y actualmente es un funcionario público ACTIVO.

Como se observa, la amenaza de muerte tiene que ver con el hecho de realizar las denuncias por la agresión, ya que cuando se dio la agresión, el militar le grito al joven Ramón “LO VOY A MATAR GUERRILLERO HIJUEPUTA IGUAL QUE A SU PAPÁ”.

3.- El pasado 31 de agosto del 2019 fue enviando el mismo mensaje de texto a seis (6) integrantes de la junta de la Subdirectiva USO Puerto Gaitán, a través del cual se advertía la eliminación física a quienes califica como parte de la guerrilla por pertenecer al sindicato.

El mensaje de texto fue enviado a los compañeros Jhonatan Urbano Presidente de la Subdirectiva USO Puerto Gaitán; David Andrés Ramírez Riaño Tesorero; Yeison Arley Blanco Ruiz, Secretario DDHH; Víctor Manuel Leal Escobar, Vicepresidente; Norlay Acevedo Gaviria Secretario de Actas y Efraín Eduardo Daw Solano, Secretario General de la subdirectiva Puerto Gaitán. El mensaje no solo era coincidente en su totalidad para todos los amenazados, sino que llegó del mismo abonado telefónico número 3203580803.

4.- El pasado 16 de noviembre del 2019 se realizó en la ciudad de Villavicencio reunión de “seguimiento y debida diligencia” entre integrantes de la USO, autoridades policiales, militares, organismos de control e investigación del departamento del Meta. Reunión gestionada por el corporativo de seguridad de la Empresa Ecopetrol.

En dicha reunión nos informaron cuál era la situación de seguridad del departamento del Meta, que tipo de grupos armados se mueven en la región y que medidas toman las autoridades para mantener la seguridad de las organizaciones sindicales. La USO observa que hay un patrón de persecución, planeado, sistemático, que busca afectar el derecho de asociación y el ejercicio sindical en el Departamento.

SOLICITUDES

La USO lleva varios años denunciando estos hechos de amenazas y agresiones ante las autoridades, lamentablemente la Fiscalía no muestra resultados de uno solo, este régimen de terror extrañamente sigue en la impunidad, el sistema de justicia solo funciona cuando los trabajadores reclaman sus derechos y hacen sus protestas, por lo cual las empresas presionan para que se les judicialice.

Invitamos a la Procuraduría, las Altas Cortes, la ONU, la CIHD, a la OIT a intermediar por este reclamo de justicia, que es un derecho fundamental de los ciudadanos y sus organizaciones. Los archivos de la fiscalía deben ser revisados y rescatados para que se inicien las investigaciones.

COMISIÓN NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS Y PAZ - USO

Los ciudadanos del departamento del Meta inconformes con el actual gobierno uribista saldrán a manifestar su rechazo contra el “Paquetazo de Iván Duque”, ante varias iniciativas e intenciones de implementar reformas en lo laboral, pensional, tributario, social y económico que afectarían los intereses de las comunidades.

La población ha expresado su rechazo ante las propuestas e intenciones del gobierno en vender activos estratégicos como Ecopetrol y su filial de transporte CENIT, la empresa ISA y electrificadoras regionales como la EMSA, así mismo contra la reforma laboral que pretende establecer contratos por horas que eliminarían los pagos de horas extras, nocturnas, dominicales, que a los jóvenes se les pague menos del salario mínimo. Una reforma pensional que va dirigida a eliminar la pensión como derecho, acabar único fondo público COLPENSIONES, quitar la pensión de sobreviviente (continúe con el cónyuge o familia). Contra la reforma tributaria (Ley de financiamiento) que busca rebajarle impuestos a las grandes multinacionales y empresas, mientras aumenta los impuestos a la clase media y trabajadores.

En ese sentido de darán cita en tres marchas en la capital metense, después de las 8:00 am en el sector del Sena de la avenida 40, profesores, trabajadores y comunidades, en el Ocoa en la vía a Puerto López, estudiantes y ciudadanos, igualmente los trabajadores integrantes de la Unión Sindical Obrera de la industria del petróleo USO Meta, junto con las comunidades de la Asociación ARCA, se movilizarán en el Alto de Pompeya en el casco rural de Villavicencio para ir hasta la gerencia de Apiay de Ecopetrol.

En el municipio de Acacias, los trabajadores de la USO Meta se concentrarán en el cruce de Vaqueros donde se esperan reunir los obreros y comunidades del circuito petrolero de las localidades de Castilla La Nueva, Guamal y Acacias. A ellos se les unirá la movilización que saldrá desde las 8:00 am en la Villa Olímpica del municipio acacireño, hasta el complejo ganadero, cerca de la UNAD.

En Granada se reunirán también desde las 8:00 am en el parque central, los ciudadanos de la región del Ariarí del Meta.

En Puerto López, el comité civico de apoyo al paro nacional, está convocando a un plantón de protesta en el Parque Central, a las 8:00 am.

Mientras que los trabajadores petroleros de la USO Puerto Gaitán también harán jornada de paro en el campo petrolero de Campo Rubiales en Puerto Gaitán.

Rafael Rincón, el presidente de la Unión Sindical Obrera, USO Meta, hizo un llamado para los trabajadores petroleros marchen acompañados de sus familias este jueves 21 de noviembre en la jornada nacional contra el "paquetazo de Iván Duque".